Favorito de las masas

enamorarse de un idiota

lo más sencillo que puedes hacer, cuando venga la primavera, es enamorarte de un idiota. no tendrás que caminar mucho para encontrarlo y él...

martes, febrero 27, 2007

cementerio de mascotas

las tías no tenían mucha vida social. estaban a una altura de la vida en la que se conformaban con una visita semanal al cementerio, a regar las plantitas en las tumbas de sus mascotas perla y susana , dos caniche escuálidas que habían usado rulos blancos iguales a los de sus amas. las tumbas de sus dos nenas estaban lejos del ingreso al parque, en una pradera baja y solitaria. los empleados nunca recibían propina para atender el predio de manera que tampoco se acercaban a el. cada sábado de tarde, a la hora de la siesta llegaban las tías en el austin negro con las sillas plegables y los enseres de jardinería. por un par de horas se instalaban junto a sus amadas perras. a veces usaban una regadera que cargaban en la canilla del sector de los álamos, algunas veces tiraban una bola de yuyos al basurero antes de irse, o un vasito de papel. los que se habían arrimado a la zona a husmear a las viejas las habían visto conversando a las risotadas en sus sendas sillas. después a la salida, resultaba desconcertante verlas pasar con los ojos rojos, como de llorar. cuando juana enfermó maría intento por todos los medios conseguir una excepción para sepultar a su hermana cerca de la tumba de las caniches pero no hubo caso. la borocracia no esta a la altura de las necesidades de los hombres y menos de dos mujeres viejas . tal vez por eso se entregaron juntas a los brazos de morfeo una tarde de sábado usando vaya una a saber que sustancia ilegal .

6 comentarios:

pablo dijo...

imagino que no los las unicas especies de personas que tienen esa vida simple. Y no tan social como es de esperar. Pero depende mucho de cada uno. Igual es cierto que esta mal que la gente del cementerio no tenga esa gentileza con esas pobres ancianas. Es hasta cruel

Mayfly dijo...

En realidad, no sabemos que fue de esas pobres viejas, o mejor dicho, de sus cuerpos.

Por otro lado, entiendo, a partir del final del relato, que los ojos rojos no eran de llanto.

Saludos

Von dijo...

Lo mejor es tener una tortuga de esas que viven 100 años. Que algun otro se haga cargo de los servicios funerarios y el pet cementery.

rebecca milans dijo...

si, ese par de ancianas gustaban bastante de los estados alterados

basilia dijo...

perla y susana (queijaepu no podeeeéees) juáaaas!!!!

R R dijo...

Para aquellos que le gusten las mascotas quería recomendarles y saber su parecer sobre este widget de mascotas para blogs: http://www.widgetbox.com/widget/animales-y-mascotas podéis verlo funcionando en mi blog: http://rafaelrlc.blogspot.com
Ya me diréis. Saludos