Favorito de las masas

enamorarse de un idiota

lo más sencillo que puedes hacer, cuando venga la primavera, es enamorarte de un idiota. no tendrás que caminar mucho para encontrarlo y él...

domingo, noviembre 05, 2006

no te lo comas

descubrí algo que hará enrojecer de vergüenza a más de un argentino : su pan francés apesta. es gomoso, pegajoso como un día de noviembre en el micro centro. no sabe a nada. es como un alien que se pega en el paladar y tarda en salir. una baguette, algo simple, tan francés , tan universal, te hará pasar peor que peter sellers en “ la fiesta inolvidable”. es más, encima deberás esperar que lo descongelen para el estreno de la pantera rosa en walt disney world y aun el pan argentino-francés estará adherido a tu boca. la lluvia, perder horas en un aeropuerto, ir de una terminal a otra, esperar, seguir esperando, son las cosas que inspiran este brote de xenofobia hacia lo argentino-francés. no me gusta que me engañe el pan. porque si ese pan no es un enviado de satanás, entonces sólo es un clon que quedó mal y nadie, por lástima, lo bajó de la línea transportadora. cuando dios repartió el pan, le falló a los argentinos. los hizo plantar trigo hasta convertirlos en el granero de la humanidad, les permitió desarrollar una industria harinera y todos sus sucedáneos, pero después, los cagó a ultimo momento : les dio el peor pan y oh ! ingenuos…pensaron que con el vino mendocino esto se podría compensar. imposible… el pan es la letra “ a “ de cualquier diccionario gastronómico occidental que se precie y en esa “ a “ de argentinos, está el bochorno de un producto solamente digno de películas de bueno de carpenter.

14 comentarios:

manuel dijo...

Un buen vino mejora al peor pan

Von dijo...

Yo, lo único que quiero decir es que acá con el asunto de pagnifique, hay cada vez menos panaderias y por ende cada vez menos pan flauta, porteño, marsellés, galleta, catalán y pan de viena como los de antes.

Y además no se respeta la ordenanza vigente que obliga a las panaderias a ofrecer pan tarifado y en caso de no tenerlo, venderte otro pan por el mismo precio. Andá a pedir pan tarifado en la panaderia del Devoto... Se te rien en la cara. De a poco vamos a terminar como Buenos Aires y ahí si, cuando ya no haya pan decente, me tomo el buque.

Fodor Lobson dijo...

Sólo una cosa puede salvar un pan gomoso e insulso: un tostador. A ese pan francés que la insultó con su gomosidad industrial, pártalo por la mitad, tuéstelo y:
Opción 1: ráspele un dientecito de ajo, agreguelé sal y un chorrito de aceite.
Opción 2: un chorrito de vino tinto y espolvoreele una cucharada de azucar.
Opción 3: Parta un tomate maduro por la mitad, frotelo contra el pan tostado, y después sal y aceite de oliva (es el "pa amb tomaquet" catalán).
No reniegue del Pan ¡nunca!Provecho.

rebecca milans dijo...

gracias por el consejo gastronimico pero despues de comer su receta con pan en la casa de una mamma en sicilia no puedo pensar en reconvertir la flauta pegajosa. von: efectivamente este pan argentino paso por un congelado, sin dudas...la manera en que se unen las particulas...lo evidencia ( congelado + horno ) y bueno manuel...ojala un buen vino mejore algo, seguro que no puedo tomarlo al desayuno !

Anónimo dijo...

Escándalo! Esto, esto y no las pasteras contaminantes es una declaración de guerra! Se acelera el deterioro de las relaciones argentino-yoruguas! Menos mal que ahora va a venir el zorro a mediar entre las gallinas, porque si no, esto podía terminar en una hecatombe nuclear. Lo peor, Srta. Milans, {[(es q tiene razón)]}

Rubén

postermeister dijo...

Ay! chiquilines, que falta de memoria!
Si hubo una razón por la cual Pagnifique, pangiorno, y alguna otra empresa más acapararon el mercado del pan en RODELU es porque la gran mayoría de los panaderos artesanales se dedicaron siempre a hacer el peor pan posible.
Y era el que había que comprar porque no había otra.
Nos lo merecemos.
No sé como es el pan arento (acepto muestras), pero no tendría porqué ser mejor que el de acá

Cerillo dijo...

Respetar el pan es un consejo bíblico, pardiez

basilia dijo...

no como pan
pero les deseo lo mejor

Pablo dijo...

nunca probe el pan frances. Asi que dedusco por lo que decis que es otro tipico engaño argentino. Es cierto a muchos argentinos les encanta engañar. Y no siempre lo hacen con clase, sino que estan en cierto modo obligados a actuar asi. No da para explicar el porque. Pero me apena mucho saber que te paso eso. Suerte

Madonna_es_mi_madrina dijo...

Para un buen pan hay que ir a la Esponda, Millán y Pedro Primero. Y de paso comprar los ravioles de ricota en La Calisanesa, ahi, cerquita de la casa presidencial. El mejor pan, la mejor pasta (y salsa). El vino se puede comprar en cualquier barrio.

Volví!

el-warren dijo...

Ay! Rebecca. En una cena me tiraron con un pedazo de pan y quedé con el alma herida!
Después de atender a Von, no se podría dar una vueltita y reconfortar esta pobre ánima destratada?

rebecca milans dijo...

por el momento no salgo del convento, porque estoy en regien de clausura pero voy a rezar por su alma

ceryle dijo...

Me pregunto si a Basilia no le gusta el pan o no lo come porque engorda.

Comparto totalmente Rebecca las consideraciones sobre la importancia de un buen pan. Mi discreta experiencia internacional en el tema me hace afirmar que como el pan uruguayo no hay. En la zona donde vivo tienen un pan horrible. Yo creo que el secreto es el agua. No sé si probó el agua de la canilla bonaerense, asquerosita también.

rebecca milans dijo...

es verdad...es imposible tomar agua en buenos aires pero tambien en rosario, parana, etc. el agua y dice algun amigo argentino que la forma de trabajar las harinas tambien es diferente. no es sano el consumo de tantas harinas, esta clarisimo, pero estamos hablando de gusto de las cosas, de sabor y en eso... mas de un extranjero me ha dado la razon y me ha recomendado : no te mudes