Favorito de las masas

enamorarse de un idiota

lo más sencillo que puedes hacer, cuando venga la primavera, es enamorarte de un idiota. no tendrás que caminar mucho para encontrarlo y él...

martes, enero 04, 2005

el buen gusto de lo amargo

hay dias en que necesito saborear un buen trozo de fracaso para sentirme bien. " lo que no fue " es para mi una especialidad - una especie de bola-de-nievismo según expertos - que en muchas ocasiones le gana en interés a lo que " está pendiente " que es el resto de la vida. quizás no guarde imágenes o recuerdos de lugares y personas que han sido importantes en mi vida, pero seguramente hay un gigantesco mueble con promesas rotas o promesas que nunca se formularon, encuentros diluídos en la nieve o en un café con leche, a veces desencuentros existenciales - momento o espacio equivocado - vacíos de diferentes tamaños y longitudes. gran parte de la conversación que mantengo con mis amigos se debe al intercambio de estos trozos de fracaso, algunos a veces son capaces de cortarme una porción de uno que yo desconozco y servírmelo en un platito, junto a una taza de té.

4 comentarios:

Adrian dijo...

No sé si podría opinar, porque estoy en dieta estricta de fracasos. Habra la boca, vamos, y me da (el pifie o su recuerdo) con una cuchara de palo. sopa sopa.
Mejor, ayuno.
Saludos

javier dijo...

Las promesas no formuladas, seguramente son las más abultadas en mi arcón.

Compartir esas pequeñas amarguras, es mucho más sabroso que las edulcoradas, pero vacias discusiones acerca de celulares con cámara, o marcas de limpiadores de horno.

Juan Cruz dijo...

Mira lo que escribis: "hay dias en que necesito saborear un buen trozo"

Eso si que es doble mensaje.

rebecca milans dijo...

lamento mi lenguaje explícito juan cruz, pero estás en lo cierto. y no son solo algunos dias, son todos mis días. recién recibi una llamada, un clásico de mi telefono, un amigo que hace de lo patético un arte. la charla pasó por la muerte, la enfermedad y la dificultad de salvar a alguien que en realidad se puede salvar solo. pero esa es una versión un poco estrecha de la charla que tuvo un tono absolutamente entretenido y cariñoso y nos dejó a ambos con una sensación positiva y reconfortante. todo puede tener gusto a pastel de chocolate amigos... solo hay que saber servirlo !