Favorito de las masas

enamorarse de un idiota

lo más sencillo que puedes hacer, cuando venga la primavera, es enamorarte de un idiota. no tendrás que caminar mucho para encontrarlo y él...

viernes, febrero 04, 2005

el amor es ciego y tonto

elmer era un buen policía. siempre tenía el uniforme limpio. aunque no fue a la academia, su madre le enseñó a lavar y planchar bien sus camisas. estaba casado con berta . ella no era una buena esposa, apenas cocinaba unos revueltos asquerosos y tendía la cama con desgano. el resto del día se lo pasaba mirando telenovelas y hablando tonterías con sus amigas. el sexo con berta había dejado existir hacía tiempo y encima ella, dos por tres, le hablaba de un ex novio camionero con el que debería haberse casado. al fin, decidieron divorciarse. elmer juntó las pocas cosas que tenía y se fue a vivir a la casa de su madre. un día, haciendo guardia en la puerta de la comisaría vio pasar a esther. esa chica era una preciosidad, alegre, hermosa y muy joven. entonces decidió cortejarla y para eso, la siguió hasta su casa. cuando golpeó la puerta el que atendió fue benito, el padre de esther, que lo recibió con un poco de desconfianza pero lo dejó entrar por el uniforme. elmer le pidió, con toda formalidad, permiso para cortejar a su hija. después de tomarse varias cañas, benito le contó que esther, era menor de edad y tenía un novio esquilador que se llamaba beto. como él le cayó muy bien, le dijo que podría regresar a la casa cuando quisiera. los días siguientes, elmer vio, desde la puerta de la comisaría, a esther paseándose por sus narices enamoradas en el cuadro de la bicicleta de beto, comiéndoselo a chupones. de todos modos siguió frecuentando a benito y se fueron haciendo, cada día, más amigos. una noche esther golpeó la puerta de la casa de elmer y le preguntó si el estaría dispuesto a casarse con ella. elmer no se atrevió a preguntarle por beto, simplemente dedujo que se habían peleado y ella quería casarse por fin. así que arregló con benito los detalles y celebraron la boda. cuando se iban en ómnibus rumbo de su luna de miel ella se sentó en un asiento más atrás. al llegar al hotel en las termas ella pidió una habitación con camas separadas. elmer aceptó las condiciones de esther sin protestar. el matrimonio no se consumó. a los tres meses de casados elmer estaba pensando que se deberían mudar de la casa de su madre para tener mas privacidad pero esther se fue con un circo y nunca más se supo de ella. a pesar de una infinidad de trámites elmer no consiguió anular el matrimonio. fue por entonces que conoció a elba, una morocha ruidosa que le hizo perder un poco la tristeza que le dejo esther pegada en la piel. pero elba no era una buena chica y le mentía constantemente sobre todo y se reía, a sus espaldas, de él. así que, luego de dos años, elmer decidió volver a separarse. a esta altura tenía un segundo empleo que le permitía tener una entrada extra. estaba conforme con su nuevo status y el jefe que lo valoraba, pero se sentía muy solo. elba consideraba una injusticia que su marido fuera ahora un hombre con recursos, justo cuando no estaban viviendo juntos. un día lo llamó para decirle que estaba enferma y que necesitaba que la ayudara con dinero para los medicamentos, así que elmer le abrió una cuenta en la farmacia que queda frente a la plaza. a los dos meses su jefe le contó que lo llamaron de la farmacia y decidió pagar el saldo y cerrar definitivamente la cuenta. elba y sus amigas se la pasaban yendo a comprarse tintura para el pelo en vez de remedios. habían puesto una peluquería clandestina en los fondos de su casa.

7 comentarios:

javier dijo...

Me pregunto cómo conoció el policía a su primer perra. Si cortejó a su padre como a la segunda, o se le pegoteó por despecho de algún amor anterior, como a la tercera.

rebecca milans dijo...

en la puerta de la comisaria, ese es su lugar. ahi lo vi por primera vez y ahi cumple funciones hasta el dia de hoy. el cuento se iba a llamar " el guardia y las tres perras " pero despues me dio no se que. lo mejor es que es un tipo sonriente, amable, nadie diria que le han pasado todas esas mujeres depredadoras por la vida

Adrian dijo...

Lo de irse con un circo es muy gracioso.
Me gustó mucho.
Y, claro, el amor apesta!

Adrian dijo...

Disculpe, ¿cómo es eso de un blog con editor? Acaso lunes rehúsa desempeñarse en la función?

rebecca milans dijo...

bueno, un editor, alguien que vea las cosas antes de subirlas y diga esto quedaria mejor si lo pones con esto otro o arregla un poco este texto porque apesta, usted sabe, alguien con criterio que me limpie un poco la borrasca antes de exponerla a la luz publica.

y no se sorprenda por lo de irse con el circo, he conocido a varias personas que se fueron con el circo y tambien a algunos que fueron, como el personaje, abandonados por otros que tuvieron esta clase de fiebre circense

Meritxell dijo...

Rebecca,al principio del cuento ¿sabes? me estaba imaginando al policía muy parecido a Nicolas Cage,no sé,lo veía igualito...

rebecca milans dijo...

no se porque me imagine al nicolas de educando a arizona pero claro, el estaba casado con la policia, no era policia sino rufian... este hombrecito se parece un poco mas a un personaje de clerks la peli de kevin smith, un hombre comun