Favorito de las masas

enamorarse de un idiota

lo más sencillo que puedes hacer, cuando venga la primavera, es enamorarte de un idiota. no tendrás que caminar mucho para encontrarlo y él...

jueves, febrero 03, 2005

tabaco y leprosos

volviendo al tema del tabaco, emprendí precozmente mi carrera de fumadora pasiva. en un arrebato descontrolado que me atrajo al espinoso camino de la ciencia terminé preparando un examen de geometría descriptiva con un profesor singular que llegaba en una moto bmw con un morral lleno de pipas y tabaco. mientras yo hacia los ejercicios del libro de tapa verde él meditaba y armaba mezclas en su interminable colección de recipientes exquisitos y me instruía en las afinidades que tenían los tabacos de virginia con las hebras de chocolate traídas de la india. no fumaba todo el tiempo, lo hacía solo al final de la clase, cuando estábamos en la parte filosófica de la matemáticas “ d “. tal vez esa fuera la razón por la cual era tan grato el perfume de las pipas mezclado con la conversación distendida cuando los libros estaban cerrados y el examen se convertía en algo absolutamente secundario en nuestras vidas. más adelante tuve unos amigos marineros y ellos, a pesar de su juventud, sentían la necesidad de cumplir con todo el estereotipo del hombre de mar. chaquetas azules de sarga gruesa, visitas al infectólogo de cabecera para atender algún mal venéreo y tabaco en pipa. en algunas sesiones de pócker en un apartamento de la calle ciudadela reinicié mi romance con el tabaco de pipa y durante solo unos meses fui fumadora activa. pero el tiempo pasó y seguí militando en las filas de los no-fumadores o no compradores de cigarrillos. ahora fumar puede convertirse en una gran trasgresión, al menos en algunos sitios. hace un tiempo estaba en una de esas ciudades donde los fumadores son exiliados a los corredores o a cuartuchos de las empresas donde trabajan , lugares en los que tirar un pucho en la vía pública se paga con multa y al contado. una tarde me escapé después de una serie de reuniones de trabajo en ambiente saludable. salí a caminar por el centro para distenderme un poco. ahí descubrí un negocio de tabaco. a través de la vidriera divisé una suerte de living de cómodos sofás de cuero donde había un grupo de fumadores haciendo uso de sus derechos. eran todos hombres, de diferentes edades, con aspecto saludable y aire desafiante. un club de leprosos sonrientes. entré, me compré una caja de puritos café creme , fósforos y me prendí uno. después me instalé entre ellos, mis nuevos amigos.

8 comentarios:

javier dijo...

Mi acercamiento al tabaco, como fumador activo fue bastante tardío. Una caja promocional de 5 Kent, que me fueran regalados a la salida de un balie sanducero de ya no recuerdo que semana santa, durmieron en mi casa por un par de años, antes que mi curiosidad venciera mis prejuicios puritanos hacia los cigarrillos y los fumadores.

Hasta ahora, no he adquirido el hábito de fumar. Pero a veces, muy de vez en cuando, recibo esos shots de nicotina con gran placer. Mis escasísimos amigos fumadores me envidian, entonces, porque un par de pitadas me bastan para obtener lo que a ellos una caja.
Esos 40 cigarros anuales, también le provocan al resto de mis conocidos una desmedida reacción, pero la de ellos no es a la nicotina, sino a la sorpresa de verme consumiendo tabaco.

rebecca milans dijo...

esta bueno poder tener un consumo gourmet del tabaco o de cualquier otra cosa, mis pipas desaparecieron de mi casa, de lo contrario me llenaria una dos por tres. los tabacos aromaticos son sedantes y pueden ser muy disfrutables en esas pequeñas cantidades, con un rico cafe o un trago de brandy. sobre los cigarrillos y los bailes, me acuerdo de las amigas mas grandes que tenia en la adolescencia, no podian ir a bailar sin los EVE que eran cigarrillos largos y decorados, solo por la pinta, por supuesto !!!

HighToro dijo...

Si, porque los EVE eran espantosos, igual que los MORE.

M'imagino que no te habrás hecho la seria con los café creme, los fumadores con calle se te deben haber reído. ;-) Yo también los fumé, claro.

Mis siete u ocho pipas descansan desordenadas en mi living, hace casi un año que no fumo tabaco de ninguna clase y me parece de lo mejor. Me extraña mucho el caso del hombre del 1er. comentario, yo estoy convencido de que fumar es una especie de reacción en cadena; yo no podría jmaás hacer eso. Prefiero nada, como ahora.

Anónimo dijo...

cuando iba al club en verano a los catorce, hice muchos intentos de fumar. algunos consiguieron superar las nauseas y lo lograron. yo no pude, graciasadiosyalavirgen. solo a veces, en alguna fiesta o reunión social deseo poder hacerlo, porque en esas ocasiones en vez de dar una pitada, tomo un sorbo de de alcohol para que me ayude con la ansiedad. y la resaca de alcohol es mucho peor que la del pucho.
pero está bien así de todas formas.
thelma

rebecca milans dijo...

los more y los virginia slims, en mi pueblo, los fumaban las chicas de cascos ligeros. las buenas eran de " eve ". yo era un poco chica para fijarme en esos detalles pero mi hermana se preocupo de instruirme en las diferencias si bien tenia claro que yo no iba a ser una " fumadora de baile " a mi me gustaba que me sacara a bailar alguno grande y me apretara un poquito, ni ahi con fumar

sabe que no se me rio nadie en la sala de fumadores, primero porque eran californianos y ellos son extremadamente bien educados, ademas ahi habia fumadores de cigarros comunes, de puros, de armados, de pipa. la union estaba en el humo..usted sabe como es la cosa, nadie se pone con detalles a la hora despuntar el vicio. lo mejor fue que al salir me tropece con un idolo, mi actor secundario favorito : chris penn que tiene su productora a la vuelta asi que decirle " sorry " fue el broche de oro de mi escapada

Anónimo dijo...

thelma, la resaca de pucho es màs pior qe nada.

lo que sigue lo pego acá porque estaba en lugar equivocado. el otro era para charlar del judas.

la primera pitada fue de barba de choclo y papel de diario. alberto, el gordo germán y yo quedamos violetas y muy mareados.el choclo afanado de la quinta del griego tenía esa única función. el lugar del crimen fue durante unas semanas el monte de coronillas del abandonado y prohibido círculo de la prensa en san luis. cruzábamos las sombras del parque, cruzábamos la pequeña presa que aquietaba el agua del bagre y nos internábamos del lado de guazú birá. un día alberto trajo un denver y decidimos fumar denver. nos peleábamos para no ir a comprar, porque con 10 años los del almacén nos prendían fuego con los viejos. al fin de ese verano del 76 ya fumábamos derby peñarol. el gordo pateaba porque era bolso pero lo cagábamos a gritos y listo. en el verano del 77, la prensa (así llamábamos al círculo de periodistas cerrado por los milicos)todavía estaba vacía y guardábamos un par de revistas chanchas y puchos de varios tipos. un verano me traje benson&hedges mentolados de bs.as.. a los 12 fue como traerme un kilo de opio de la india.
gracias rebecca por prestarme un poco de tu lugar para acordarme de esto.
simpol.

Sergio dijo...

recuerdo geometría decriptiva. y recuerdo, o algo más, el tabaco aromatizado Cherry Cavendish de Borkum Riff. para días fríos en el living.

rebecca milans dijo...

cherry...tengo mis " dias cherry " y puedo cosumir tabaco, te o licor en forma descontrolada. a veces son dias de cassis que se puede mezclar para tomar un rico trago ( con champagne ) o usar para cocinar una carne inolvidablemente, ahora espero la hora de los arandanos nacionales que parece, nos daran algunas alegrias si la tierra es prodiga