Favorito de las masas

enamorarse de un idiota

lo más sencillo que puedes hacer, cuando venga la primavera, es enamorarte de un idiota. no tendrás que caminar mucho para encontrarlo y él...

sábado, mayo 07, 2005

tengo mis límites

puso cara de pensativo y empezó a trabajar denodadamente con la lengua hasta que logró desprender los restos de terrina de calabaza de la corona sin terminar que tenía en el premolar derecho. aun no sabía bien porque se dejaba arrastrar por su novia a esos sitios afectados con comidas chic, con nombres en francés o en italiano, que nunca saciaban a su estómago. encima, siempre los acompañaba algún maquillador o peluquero gay al que también debía pagarle la cuenta. en ese momento, su novia y su amigo siempre se las ingeniaban para cuchichear un tema importante y el se quedaba mirando al mozo, con la adición en la mano y abriendo la billetera. una fibra de la maldita calabaza se había ensañado con él, o tal vez lo había preferido, estaba trancada y oponía resistencia. daría su reino por un escarbadientes pero rosarito nunca se lo permitiría lucir en público a pesar que el llevaba su palillo personal, en la navaja suiza, se veía confinado a pasar al baño para usar el instrumento. el aburrimiento era el común denominador de aquellos almuerzos y cenas en las que solamente estaba para pagar. tampoco salían baratas a pesar de que se trataban de simples verduras. entonces, con el postre pidió una botella de champagne. rosarito lo miró en un principio con reprobación, pero después vio la chance de hacer una suerte de festejo menemista y apoyó la idea. cuando se terminaron la primer botella, pidió una mas, de manera de asegurarse un buen engorde de la cuenta. el amigo gay había empezado a rozarlo por debajo de la mesa, un poco más sacado que de costumbre. entonces el dijo que iba al toillette y se alejó del lugar, para siempre.

10 comentarios:

Martha Beatriz dijo...

amiga que maravilla de historia: en una pelicula reciente vi que el quiere pagar, paga, no se distrae con nada, se dispone, no se le pega la cartera del pantalon o de el bolso. esta es la venganza deseada

gabriel dijo...

Lo bien que hizo el muchacho.

[Rebecca: esa cabecita tuya tiene una imaginación envidiable. Día tras día, siga sacando fotos, siga...]

rebecca milans dijo...

a veces saco apuntes mirando de lejos a otras personas, como pasó con el individuo del escarbadientes. llegué a solidarizarme con él y por eso lo hice hacer, en la ficción, algo que yo haría si pasara por su situación. me gusta sentarme en un bar y escribir sobre que estan hablando en otra mesa y aunque les parezca raro, algunas veces, pude comprobar que mis relatos coincidian con la realidad aunque yo, no hubiera escuchado ni una palabra del diálogo. por eso creo que esto es docu-ficción.

gracias por el aliento siempre

artimanha dijo...

me gustó.

karkeja dijo...

aliento con reminiscencias de pastel de puerros, te envío

otra botella, garçon!

Laura dijo...

Iba a decir que son como fotos...pero con tu post, pienso que es como psicofotografía...Espero no estar en tu cambpo de vista en algun boliche de la city...je

rebecca milans dijo...

escribo en bares, en el banco de la oficina de aduanas, en el aeropuerto, en el medio de una fiesta soy capaz de ir al baño y escribir dos lineas que despues seran un post...me debo a mi publico !!! adoro leer los post de otros y encontrar cosas nuevas por eso pienso en los que vienen hasta aqui a leerme y trato de descorchar el mejor vino !

Laura dijo...

salú entonces!!!

sángano dijo...

aunque todo este mas o menos igual
la dislexica algo habra pensado...

rebecca milans dijo...

bueno, zángano con " s ", usted también piensa por lo visto...