Favorito de las masas

enamorarse de un idiota

lo más sencillo que puedes hacer, cuando venga la primavera, es enamorarte de un idiota. no tendrás que caminar mucho para encontrarlo y él...

sábado, septiembre 17, 2005

peinando a barbie

tengo una paciencia infinita. trato que no la noten para que no se abusen de mi nobleza, que en realidad es pura debilidad. en esta época, no es cool ser paciente. ni educada, ni culta. son tiempos en los que las marcas pueden todo y las personas, apenas se asoman para dominarlas. espero en la línea de producción de la peluquería. en el turno anterior, una rubia de pelo larguísimo. la peinan y la maquillan porque es la barbie que atiende en la casa de barbie, dos pisos más abajo. escucho a la peluquera que la atiende con cierta emoción, como si estuviera entrevistando a la mismísima barbie, para vanity fair. el peinado demora horas porque hay muchos metros para estirar. pienso que habrá en el hipotálamo de esta chica que habita una casita rosa de cartón en la planta baja del centro comercial. una casita hecha con poca gracia pero pintura rosa en abundancia, una casita hecha para vender la ilusión rosa, la feminidad, lo delicado. pienso en todo el tiempo que pierden estas niñas que habitan el mundo barbie en convertirse en unas auténticas y escuálidas mujeres con el cerebro dañado por el rosa. está comprobado que es un color maléfico que vibra solo para el vacío, que no brinda más que confort rosa, pensamiento rosa, ilusión rosa y estupidez rosa. pero bueno, lo dice la hija de una mujer que odia el rosa desde su más tierna infancia y lo considera antipedagógico. no puedo ser perfecta.

9 comentarios:

utopista dijo...

Muy bien...

Martha Beatriz dijo...

no puedes ser perfecta tú, quizás pero si tus narraciones. en estos día me alegraba que mi hija, ya adolescente había pasaso ilesa por el período Barbie, quizás con un par regalado a las cuales no les presto atención, afortunadamente, es decir, eso del rosa y las castas y la mariquera y la perdedera de tiempo no la infectó. tu fan de simepre amiga, un abrazo.

void dijo...

esto se esta poniendo mas loco cada vez!

rebecca milans dijo...

querida maria beatriz, no me quedan dudas sobre mi perfección. escribo solamente por vanidad, nada más que para que me admiren, me inviten a dar una vuelta en un descapotable y me traigan ramos de lisiantos frescos. porque como dicen los amigos de l'oreal : porque yo lo valgo !!!

Jhonny dijo...

Ah, entonces, lo del paseo en la carroza robada por la Rambla, no le sirve? En la parte de atrás de la carroza pondremos un tonel con jazmines, y puede ir con un discman si se aburre.

alicia.naranja dijo...

mi barbie no tiene el pelo rubio, ni largo
ella es punk, cortito , con cresta
y negrisimo
ah
y tampoco se viste de rosa
sera feliz??

rebecca milans dijo...

querida alicia, creo que deberas comprarte un set de " Sigmund " que consiste en un Ken con barba y anteojos que viene con un consultorio tipo austriaco de principios de siglo, con divan de terciopelo, libros y estanterias, un sillon tipo bergere, para hacerle una buena terapia. Si no es rubia de pelo largo, es una infiltrada y es puede ser muy pero muy peligroso !!!

felipe dijo...

tiempo de marcas...así es

Anónimo dijo...

El rosa te marca desde antes de nacer, hoy día todavía si se sabe que viene una nena se tejen ropitas rosas, es un color que tiñe todo lo efímero, también, los amores perfectos y de papel son rosa, las novelas rosa, el cine descartable; pero todo lo que lamentablemente queda en el cerebro de las inocentes criaturas ya desde temprana edad es difìcil de borrar, ese rosa es una plaga vaya a saber de donde viene que la nena va en rosa y el varon en azul.